martes, 16 de febrero de 2010

ARTICULO PUBLICADO EN LA NACION SUPLEMENTO COUNTRIES

Seguridad
Qué hacen las urbanizaciones de las afueras de la ciudad para protegerse del delito. Algunos consejos de especialistas para tener en cuenta en el día a día
Noticias de Suplemento Countries: anterior | siguiente Sábado 13 de febrero de 2010 | Publicado en edición impresa .
Ver opiniones de lectores (10) .

ImprimirEnviar por e-mailCambiar tamañoPublicarVotar (4)Ya votaste (4)
Compartir. Menéame Digg Del.icio.us Facebook Twitter My Space Sonico Linkedin .Link permanente
.Ver mas fotos FOTO

Foto: Miguel Zuanich
La inseguridad acecha en las calles de la ciudad, pero el fenómeno no se limita a las grandes urbes. La problemática no da tregua tampoco del otro lado de la General Paz y aun en las urbanizaciones cerradas, pese a los permanentes controles y al equipamiento de la vigilancia en la entrada de cada emprendimiento.

Según una información publicada en LA NACION el 1° del actual, por año "se han registrado 40 robos en las 600 urbanizaciones cerradas del país, de las cuales 540 están en la provincia de Buenos Aires. El dato lo aportó la Federación de Club de Campo, que también, a través de su presidente, Jorge Julia, informó que la entidad tiene registradas 80.000 casas en todo el país, de las cuales el 70% son para residencia permanente. De hecho, en lo que va de 2010 se han registrado por lo menos alrededor de 10 casos delictivos en las urbanizaciones, algunos muy violentos. Aunque no deben alarmarse en exceso, sino más bien actuar para contar con mayor protección, porque igual esos complejos se mantienen como los más seguros, según la opinión de los especialistas consultados.

"En la mayoría, los robos en urbanizaciones privadas ocurrieron de madrugada cuando la familia dormía; el ingreso y egreso habría sido a través de aberturas realizadas en el cerco perimetral; los delincuentes actúan en grupos de tres o más, y el personal de seguridad no habría observado la intrusión en el predio", enumera Diego Canto, consultor senior de FTI Consulting. El especialista propone que "los vigiladores deberían realizar rondas nocturnas por todo el perímetro del barrio porque los delincuentes saben aprovecharse en la madrugada del descanso de los vecinos".

Canto sostiene: "Las fronteras están desprotegidas por lo general, ya que por los altos costos, la mayoría de los emprendimientos no cuenta con medidas de protección electrónica específicas y la mayor concentración del personal de seguridad se aboca al control de accesos y no del perímetro; así los delincuentes aprovechan esas fallas".

Además, aconseja: "Los responsables de la seguridad deben controlar el buen mantenimiento de todos los elementos con que cuentan, que a su vez deben estar aggiornados entre sí. Los propietarios deben medir la relación gasto/inversión, porque lo que se invierta en el mejoramiento técnico, aunado a la contratación de empresas con experiencia, solvencia y capacitación más la participación comprometida de los vecinos puede mitigar en gran parte los riesgos".

A estas propuestas amplía otros conceptos el responsable directo de quien lleva a la práctica la seguridad de algunos countries, Amador Ricardo Izarriaga, gerente de la firma Líderes Consultores de Seguridad SRL. "Según el servicio que contrata la administración de cada urbanización hacemos las rondas nocturnas correspondientes a cargo de un supervisor y dos vigiladores en un vehículo, que como mínimo son tres rondas por todo el perímetro y las calles internas". Sobre la desprotección de las fronteras, Izarriaga afirma: "Lo aconsejable es que en todo el perímetro esté construido un muro donde se colocan sensores que son monitoreados permanentemente en la cabina central del barrio; en cambio, no hay sensores que sirvan cuando el límite es un cerco porque si corta el alambrado por el medio no lo captan los sensores".

Los costos de estos servicios son diferentes porque varían según la cantidad de personal y de medios que se asignen al objetivo.

Como dato orientativo vale citar que la hora/hombre del vigilador sin arma cuesta 26 pesos más IVA y con arma, 28 pesos más IVA. En lo que respecta a las alarmas, los valores promedian los 700 pesos para la instalación de las telefónicas con un tablero de tres sensores a 1400 pesos para las radiales, más el abono mensual de 180 pesos para el monitoreo. A la vez, el representante de la empresa Líderes comenta: "Las exigencias de cada urbanización son diferentes, pero al hacer el análisis fortaleza-oportunidades debilidades y amenazas (FODA) se arregla con los contratantes el servicio posible".

Esto es fundamental porque para abaratar costos, en determinados casos, muchos no contratan la cantidad necesaria de personal y no incorporan los adelantos tecnológicos, que aportarían mayor seguridad en el country. En este sentido, Marcelo Durañona, director ejecutivo de la Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigación (Caesi), recomienda: "No se debe contratar a la empresa que menos cotizó en un concurso de precios. Sí hay que tener en cuenta el buen nivel y la calidad de la empresa por contratar, que cuente con personal idóneo y especializado, que realice un estudio de seguridad de la urbanización señalando las vulnerabilidades y los riesgos a los que está expuesto, y proponer un plan de seguridad integral".

Cada lugar es un mundo diferente, y por esta razón Durañona amplía: "Un plan de seguridad está determinado por su nivel alto, medio o bajo. Cuanto más alto, más costoso resultará. Por eso, los jefes de seguridad de la urbanización y la empresa proveedora del servicio deben encontrar el equilibrio para optimizar la ecuación costo/beneficio. Cuanto mayor resulte el nivel de seguridad, menores serán las probabilidades de que se cometa un delito y vulnerar la seguridad del predio, aunque no imposible, porque son dos estadios diferentes, probabilidad y posibilidad", pese a que suenan parecidos.

Lo habitual es que la administración de la urbanización contrate a una compañía del rubro que será la encargada de establecer cuál es el mejor sistema integral de seguridad según las características del lugar, y también controlará el servicio que se realice. Esa consultora especializada determinará la dotación de vigiladores necesarios y los sistemas electrónicos complementarios, entre otros aspectos. Este asesoramiento con un proyecto completo le puede generar una inversión de 20.000 a 100.000 pesos, según la complejidad y las dimensiones de cada barrio.

Equipos
Sobre los adelantos tecnológicos, el presidente de la consultora Bureau Internacional de Seguridad, ingeniero Juan Carlos Maidana, comenta: "Los sistemas de circuitos cerrados de TV (CCTV) con grabación digital, que están instalados en casi todas la urbanizaciones, son altamente recomendables para la vigilancia remota como por el efecto disuasivo que tienen y porque son un valioso elemento de registro de eventos. También ayudan mucho los sistemas de control de accesos por tarjeta, para permitir la entrada y salida de propietarios, y para el control de visitas y contratistas. Las barreras de detección infrarrojas para terrenos amplios detectan el paso de personas, pero con el inconveniente que divisan, también, el paso de animales".

Entre los más sofisticados, Maidana refiere que "los sistemas biométricos de reconocimiento de la voz humana que la identifican por un patrón previamente almacenado son otra opción interesante, pero pueden ser burlados mediante grabaciones de calidad, teniendo en cuenta que deben aplicarse desde el vehículo del propietario, lo que agrega un condicionamiento adicional, el sistema de lectura de chapas patentes, que mediante el software OCRS (Optical Character Recognition System) reconoce las letras y los números del dominio, y los compara con la base de datos existente". Los peligros no sólo están dentro del barrio: comienzan desde el trayecto entre la autopista y la urbanización, como relata el presidente del BIS: "Hubo casos en que vecinos fueron interceptados en el camino de ingreso, con delincuentes que abrieron fuego contra los ocupantes del vehículo cuando éste no se detuvo ante sus demandas, o la mamá que llevaba a los niños a la escuela y paró sobre la colectora para esperar otro vehículo con los niños de la amiga y fue víctima de un secuestro exprés".

Es recomendable, pues, tomar todos los recaudos necesarios, pero no entrar en pánico ni llegar al extremo de enrejar las casas de los countries porque la seguridad debe generarse en la frontera y los accesos.

Juan Manuel Raimundo


3 claves
La elección de una empresa
Debe contar con personal idóneo y especializado.

Un aspecto negativo
Las fronteras están desprotegidas ya que por los altos costos, en general, no cuentan con medidas de protección electrónica específica a la vez que el personal se aboca al control de los accesos.

Equipamiento
Los sistemas de CCTV, las barreras de detección infrarrojas y control de accesos por tarjeta -para permitir la entrada y salida de personas- y los métodos biométricos de reconocimiento de la voz humana son eficientes.

Para tener en cuenta
El asesoramiento
Un estudio exigente determina la dotación de vigiladores necesarios y los sistemas electrónicos complementarios. Esto demanda una inversión entre los 20.000 y 100.000 pesos.

Precio de los vigiladores
La hora/hombre de un vigilador sin arma cuesta 26 pesos + IVA y con arma, 28 + IVA.

Otros sistemas
Los sistemas de alarmas ofrecen a los interesados una amplia gama no sólo de variedades, sino también de valores, los que promedian los 700 pesos para la instalación de las telefónicas con un tablero de tres sensores; las radiales tienen un costo que ronda los 1400 pesos. A éstas hay que sumarle un abono mensual de 180 pesos para el monitoreo.

Antes de llegar al barrio
Los peligros no sólo acechan dentro de la urbanización, sino que comienzan en la autopista. Los expertos aconsejan tomar precauciones sin caer en pánico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario